Tetuán, antigua capital del norte de Marruecos, se la cita por primera vez en la historia en el siglo XI.
La ciudad, punto de unión entre Marruecos y Andalucia, fue reconstruida, después de la reconquista, por refugiados venidos del sur de España.

La ciudad se situa con gran nobleza entre las dos montanas de Arsa y Gorghis. Agua abundante, Fuentes naturales de gran belleza, Jardines y mas jardines, repletos de granados, jazmines, naranjos, almendros, limoneros, plantas de Ambar, rosas...todo esto hace de esta region un Generalife guardado celosamente por su gente durante siglos.

La blancura de la ciudad se ve rayonante desde muy lejos cuando el viajero se acerca desde cualquier direccion, desde Tanger, Ceuta, Xauen, Todos quedan cautivados con el brillo y la apariencia de sus muros. Hemos querido, mediante algunas fotos de la naturaleza que envuelve esta ciudad, simplemente compartir con la gente el sentimiento de paz y tranquilidad que produce en el alma.

Ante las necesidades de una capital militar y administrativa en el Rif en la época del Protectorado Español, se decide urbanizar al oeste de la vieja medina un espacio de 30 hectáreas, 1000 metros a lo largo de las curvas de nivel y 300 de caída.
Se edificó de 1917 a 1956 y es un impresionante recorrido donde se alternan sin alteraciones, estudiados edificios de 4 plantas en una relación 1/1 con el ancho de la calle.
La sucesión de arquitecturas españolas de los dos primeros tercios del siglo XX y la abundancia de edificios singulares otorgan al Ensanche Español de Tetuán un reconocido prestigio.Todo el Esanche es, desde su origen, un conjunto homogéneo con un suficiente grado de conservación y valor monumental; se alternan los edificios de estilo tradicional, racional, ecléctico vernáculo español, ecléctico árabe,ecléctico racionalista y ecléctico clasicista.


La medina antigua de Tetuán se caracteriza por su influencia andalusí y su acento islámico-aragonés. En opinión de los espécialistas es la medina más interesante y mejor conservada de todo Marruecos.
A destacar por su especial interés:
La mezquita de Lal-la fariya (Señora de la alegría). Construída en 1.170, es la más antigua de todas. Se encuentra cerca de Bab el Okla
Mezquita de Al Kasba, construida por Sidi Al Mandari en 1483. Está junto a su casa, detrás del souk El Hots el Kadim.
Zauia de Iussuf El Fassi, construida en 1.592. Se ne cuentra en Trankat.
Plaza de la Guersa El Kébira, centro neurálgico de la medina antigua donde se realizan subasta de diversos enseres y se vende todo tipo de objetos viejos y antiguos.
Souk el Foki: una plaza rectangular y alargada llena de vida.
Plaza de Tesfid, la más pequña de la medina. Sale de la calles Jarrazin hacia Souk el Foki.
Plaza del Souk el Hut el Quedim, llena de mujeres yiblías que venden mandiles típicos.


Bab el Okla


Palacio real

 

inicio    -    las habitaciones    -    salón de té    -    turismo    -    acceso    -    reservar

COPYRIGHT PANORAMA VISTA HOTEL